10 de Diciembre de 2018

¡Tijuana sin agua!

Tijuaneses guardan agua en tambos y cubetas para engrentar la falta de agua.Crédito_ CESPTTijuaneses guardan agua en tambos y cubetas para engrentar la falta de agua.Crédito_ CESPT

NORTEAMÉRICA.- Yuridia Larios tiene sólo cinco minutos para bañarse. Abre la regadera. Se moja rápido, toma la botella de champú y lamenta el día en decidió rentar en el fraccionamiento Colinas de California, al sur de la ciudad, una de las zonas más caras de la ciudad, con la idea de que ahí no tendría problemas de agua.

Ahora piensa en la escasez del día a día y se siente miserable: “tengo que estar comiendo en la calle, utilizar cubetas para bañarme, y pagar el recibo de agua mensual con un aumento cada vez mayor aún con la falta de agua”, piensa. Toma la barra de jabón, se la pasa por el cuerpo: deben faltar dos minutos para completar su aseo a contrarreloj.

Sigue saliendo el agua. Está de suerte. En días pasados se quedó medio enjabonada y tuvo que quitarse la espuma con la toalla. “Uno se tiene que ir todo cochino a trabajar”. El tiempo apremia: debe cerrar la llave o el recibo será imposible de pagar: el baño en esta frontera norte de México es un lujo.

En el estado de Baja California se vive una de las crisis más agudas de agua aún con las tarifas más altas a nivel nacional por el servicio. En las últimas semanas se ha suspendido el servicio de agua en más de 400 colonias de los municipios de Tijuana y Playas de Rosarito que ha afectado a alrededor de 600,000 habitantes.

La Comisión Estatal del Agua enlista varios motivos que causan estos costos: el cambio climático que contrae la lluvia, el incremento de población porque cada vez se sientan más migrantes y, principalmente, el costoso trayecto para hacerla llegar a cada hogarx

Personal del Sistema Estatal de Servicios Públicos intentan colocar tubería en una de las colonias más problemáticas de Tijuana. Crédito_ CESPT

Personal del Sistema Estatal de Servicios Públicos intentan colocar tubería en una de las colonias más problemáticas de Tijuana. Crédito_ CESPT

Lograr que el vital líquido llegue hasta los hogares de la región árida requiere de complicados esquemas. En el caso de Tijuana el agua es conducida a través de aproximadamente 240 kilómetros de canales del Distrito de Riego del Valle de Mexicali y del Acueducto Río Colorado-Tijuana cruzando la Sierra de La Rumorosa.

Germán Jesús Lizola, titular de la Comisión Estatal de Servicios Públicos del estado,explica en entrevista con Norteamérica que en las últimas décadas el abastecimiento de agua proviene de 72 pozos ubicados en una sola zona: Mesa de Loza de San Luis Río Colorado.

“El acueducto ha proporcionado desde los años setentas agua potable a las ciudades de Tijuana, Rosarito, Mexicali, Tecate y Ensenada pero la falta de infraestructura y la escasez de lluvia en el verano fueron las causas por las cuales los niveles de agua disminuyeran afectando a los acueductos”, dijo Lizola.

El agua se almacenan en la presa El Carrizo que tiene un capacidad de almacenamiento de 43.5 millones de metros cúbicos (m3) y el volumen actual de 37 millones de metros cúbicos, lo que representa aproximadamente sólo tres meses de abastecimiento de agua para la región.

LEE TAMBIÉN: Óscar Ibáñez, un guardián del agua en la frontera 

La disminución del líquido en la región explica problemas como el que se tiene en Mexicali desde 2015 por la férrea oposición de los pobladores a la instalación de una cervecería de la empresa Constellations Brands. Los disconformes argumentan que el gobierno local autorizó el uso del agua a sabiendas de la falta de líquido en la zona desértica.

Particularmente en Tijuana, las autoridades anunciaron que en breve contarán con una planta desaladora que se ubicará en la ciudad de Rosarito y servirá para sustituir una parte del acueducto del Río Colorado-Tijuana, según el reporte más actualizado del Banco de Desarrollo para América del Norte (BDAN) que fondeará su construcción con hasta 100 millones de dólares.

Gonzalo Bravo, director adjunto de asuntos públicos del BDAN, informó que el proyecto está siendo analizado y que “cuando sea candidato a certificación” se abrirá un periodo de 30 días de consulta pública para que opine la comunidad. Las opiniones serán recibidas por el Consejo de la institución crediticia que destina fondos a proyectos “verdes” de la franja fronteriza.

En tanto, Jorge Sánchez de 29 años de edad quien renta un departamento en el centro de la ciudad, cuenta que en los últimos tiempos no ha tenido más de diez días seguidos agua y por ello compró un tambo de 30 galones para tener una reserva. “Aún así me cobran como si hubiera agua”.

Be the first to comment on "¡Tijuana sin agua!"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*