10 de Diciembre de 2018

Negocios del Grito de Independencia pelean su lugar en EU

Celebración en las Vegas/ Foto tomada de Youtube.Celebración en las Vegas/ Foto tomada de Youtube.

Se realizarán cerca de 90 eventos en distintas ciudades de EU; cónsules nacionales se unen a los festejos.

NORTEAMERICA.- El 15 de septiembre las mesas del restaurante Talavera, en Miami, se llenan de un platillo tricolor: chiles poblanos rellenos de un preparado de nuez y picadillo, cubiertos de salsa en nogada y granada. En el lugar también ondea la bandera mexicana para recordar a sus paisanos que es la mayor fiesta patria, el Día de la Independencia.

En este barrio latino los dueños del restaurante, junto con universidades y el cónsul de México en esa ciudad, conmemoran la fecha dando el tradicional grito de la Independencia y disfrutan de la gastronomía mexicana. Se cantan los tradicionales temas “Cielito lindo” y “México lindo y querido” en un esfuerzo por posicionar el 15 de septiembre al nivel del 5 de mayo.

“Desafortunadamente muchas personas aquí, en Estados Unidos creen que la fiesta más importante en México es el 5 de mayo, pero nosotros como mexicanos tratamos de que sea al revés, que la gente sepa que el 15 de septiembre es el día verdadero de la Independencia de México y que en un momento se convierta en una gran fiesta”, comentó en entrevista Óscar de Rivero, chef y socio de los reconocidos restaurantes Jaguar y Talavera, ubicados en Miami, Florida.

Mientras que, en Los Ángeles, California, donde viven 1.4 millones de mexicanos, el restaurante Guelaguetza, también organiza el tradicional grito y ondea la bandera nacional. Grupos en vivo amenizan a las familias o amigos que acuden a este lugar que pelea con otros negocios la mexicanidad.
La intención es que a través de esta fecha se siga posicionando la gastronomía mexicana, que ya es más valorada en Estados Unidos. “La comida de nuestro país está cambiando aquí en términos de que la gente ya la está viendo como lo que es, un patrimonio mundial, creo que por muchos años se veía como una comida barata, rápida, pero poco a poco ha tenido más reconocimiento”, destacó Bricia López, dueña del restaurante Guelaguetza y originaria de Xitla, Oaxaca.

Aunque para lograrlo hasta ahora hay sólo iniciativas individuales, se espera que sean los restauranteros quienes impulsen esta celebración, ya que su presencia es fuerte: en la Unión Americana alrededor de 60,000 sitios ofrecen comida mexicana, la mayoría liderados por mexicanos radicados allá, ciudadanos y residentes legales e indocumentados.

Aunque sin duda, Las Vegas, Nevada, es el lugar donde el espíritu fiestero del mexicano se desborda: se sacan los grandes sombreros, los rostros se pintan con colores de la bandera nacional y se canta a todo pulmón: “Con dinero y sin dinero hago siempre lo que quiero y mi palabra es la ley…”

Es la ciudad que por un día se convierte en una pequeña “Garibaldi”, el lugar por excelencia de la Ciudad de México para vivir una noche muy mexicana. En los antros de Las Vegas, circula el tequila, mariachis amenizan y se comen platillos como pozole y mole. Y claro, en la calle, los fuegos pirotécnicos pintan la “ciudad del pecado” de verde, blanco y rojo.

El festín en Las Vegas se ha popularizado tanto que hasta en México se ofrecen paquetes turísticos para dar el grito allá. Este año contará con espectáculos encabezados por Alejandro Fernández, Luis Miguel, Carlos Santana y Los Ángeles Azules, por mencionar algunos.

Uno de los eventos estelares es el combate entre el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkyn. Un negocio redondo, que ha llegado a reunir a dos millones de aficionados de este deporte.
El cónsul de México en Las Vegas, Alejandro Madrigal Becerra, cada año se une a los festejos. Toca la campana en The Forum Shops, en el Caesars Palace antes de gritar: “Viva, Hidalgo, viva Morelos, viva Josefa Ortiz de Domínguez… ¡Viva, México!”.

En todas las ciudades los cónsules mexicanos dan el tradicional grito y organizan Noches Mexicanas con la comunidad migrante en Estados Unidos. Se entona el Himno de México y se degustan platillos típicos. No sólo en este ámbito se impulsa el mes patrio, por ejemplo, la Cámara de Comercio Internacional también ha puesto su granito de arena. En coordinación con la ciudad de Mission, en Texas, curiosamente donde se generó la tradición de celebrar el 5 de mayo, se celebra la Independencia de México con una Noche Mexicana. Se realizan bailes folclóricos, hay mariachis, concursos y oferta gastronómica.

En Chicago se realiza el Festival de la Villita, el cual destaca por sus juegos mecánicos, un carnaval, puestos de artesanía y bandas en vivo que interpretan música mexicana. El festejo se realiza del 11 al 13 de septiembre, pero el último día es el más concurrido ya que tiene lugar un desfile.

De esta manera, en estos festejos hay para todos los gustos, para quienes tienen ese espíritu fiestero o para quienes son más tradicionales y prefieren celebrar la fecha sólo en familia. “En mi caso, íbamos a misa y por lo regular hacíamos una comida familiar. Muchos en Estados Unidos festejan más en familia, y si hay algún evento interesante cerca de su casa, hacen ambos. Depende mucho la personalidad de cada persona”, señaló Víctor Alcántara, quien vivió 15 años en Las Vegas, Nevada.

Las celebraciones que se organizan son tantas que este año el Instituto de los Mexicanos en el Exterior creó un mapa interactivo en el cual muestra dónde será cada evento en las distintas ciudades, cuáles son los horarios y qué actividades se realizarán. En total son cerca de 90 sedes de los festejos, todo con la intención de que, por un día, al menos, los mexicanos que viven allá se sientan como en su lugar de origen.

EN  CIFRAS

  • 35 millones de personas de origen mexicano radican actualmente en Estados Unidos.
  • 15 por ciento de la población en Los Ángeles es mexicana.
  • 40 por ciento de la población en California, es de origen mexicano.

Be the first to comment on "Negocios del Grito de Independencia pelean su lugar en EU"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*