22 de Marzo de 2019

La política regional, en manos de los vaivenes internos de EU

Donal Trump en evento social. Credito: Donald TrumpDonal Trump en evento social. Credito: Donald Trump

NORTEAMÉRICA.- La fase de negociaciones internacionales terminó el 30 de noviembre, pero ahora comienzan los trabajos de política doméstica para definir la suerte del nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC según la formulación mexicana.

La atención estará centrada sin dudas en el Congreso estadounidense, dividido las elecciones pasadas entre un Senado republicano y determinadamente fiel al presidente Donald Trump y una cámara de Representantes (diputados) conquistada por los demócratas, decididamente opuestos al mandatario.

Sería difícil dudar de la aprobación del acuerdo, aunque se espera ya que habrá objeciones demócratas centradas en los problemas laborales y medioambientales mexicanos, pero a final de cuentas no se cree que impidan la entrada en vigencia del acuerdo, luego de que el presidente Trump anunció su intención de buscar la finalización formal del Tratado Norteamericano de Libre Comercio (TLCAN).

Pero no es el único tema con impacto regional que está sujeto a los vaivenes de la política estadounidense.

De entrada, las tarifas compensatorias impuestas por el gobierno estadounidense a las importaciones de acero y aluminio de Canadá y México, con las correspondientes represalias de esos dos países contra productos estadounidenses, en especial agrícolas.

Igualmente, queda por verse qué sucede con la cuestión migratoria, que aunque es un tema político doméstico, tiene también un impacto considerable en la relación con México.

El punto incluye de manera prominente dos temas cercanos a México: la situación de los llamados “soñadores” y la cuestión del muro fronterizo prometido por el mandatario, que ha recurrido a amenazas y promesas sin que el congreso, hasta ahora, haya aprobado los cinco mil millones de dólares que pide para iniciar la construcción.

Se cree que Trump podría condicionar una solución al drama de los “dreamers” a la aprobación presupuestal, en lo que sería una clásica táctica de “política dura”.
Lo que no está claro es que el congreso saliente estadounidense tenga el tiempo para sacar adelante una agenda complicada por el final del año.

About the Author

José Carreño Figueras
Periodista. Corresponsal de El Universal y Notimex en Washington. Actualmente labora en El Heraldo de México.

Be the first to comment on "La política regional, en manos de los vaivenes internos de EU"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*