10 de Diciembre de 2018

El arte del rodeo más allá de las fronteras culturales

Jinetes se preparan para competir Bighorn Rodeo en Las Vegas. Credito: AP John LocherJinetes se preparan para competir Bighorn Rodeo en Las Vegas. Credito: AP John Locher

Por Thomas M. Hunt Stratfor*

NORTEAMÉRICA.- Mi familia es propietaria de un ranchito en las hermosas montañas Davis del lejano oeste de Texas. Es mi lugar favorito en la tierra. Un episodio reciente de la serie “Partes desconocidas” de Anthony Bourdain, en CNN, presentaba la región del Big Bend de Texas donde se encuentran las Montañas Davis.

Los residentes que entrevistó, al igual que yo, aprecian tanto la escarpada belleza de la tierra como su rica mezcla de tradiciones culturales anglo y mexicanas. Y se opusieron universalmente al impulso de construir un muro a lo largo de la frontera de EE. UU. y México a través de una región escasamente poblada.

En una entrevista para Ty, el vaquero con un solo ojo y propietario de un salón, ofreció un momento de elocuencia asombrosa en ese punto: “No podemos sobrevivir sin el río”, dijo, refiriéndose a que el Río Grande que forma la frontera. “Y no podemos sobrevivir sin la gente de ese lado del río. Y no pueden sobrevivir sin nosotros. Y son nuestros amigos, por el amor de Dios. La lealtad es una gran cosa en Texas, y tú no vas a construir una barda entre mis leales amigos y yo”.

El presidente Donald Trump, que durante mucho tiempo ha promovido un muro que se extiende a lo largo de los límites EEUU-México como una solución a la inmigración ilegal, recientemente ordenó que cerca de 5,200 militares en servicio activo lleguen a la frontera en respuesta a informes de que una gran caravana de inmigrantes se movía hacia el norte desde Centro América.

El despliegue se llevó a cabo en medio de la implementación de un conjunto más amplio de propuestas de políticas centradas en la inmigración, que incluyen una de “tolerancia cero” por parte de las autoridades policiales hacia los inmigrantes indocumentados y una decisión para permitir que caduque la política de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés).

LEE TAMBIÉN: Razones para huír de Centroamérica 

Esos problemas y la propuesta del muro han puesto a la región en primer plano últimamente.

He estado pensando en mis viajes anuales allí en agosto, cuando llevo a algunos amigos al ranchito para que podamos ver el Big Bend Ranch Rodeo que se lleva a cabo en las cercanías de Alpine. En las competencias de aficionados en el evento, los vaqueros que trabajan en representación de sus ranchos de origen realizan tareas diseñadas para replicar la realidad de su profesión elegida: marca de terneros, encierro en equipo, cuidado de ganado, ordeña de vacas salvajes y cabalgatas en ranchos.

El despliegue de habilidades cotidianas muestra el atletismo de los vaqueros. Los trabajadores del rancho son muy buenos, y sus habilidades son increíbles. Competí en algunos eventos locales de rodeo juvenil cuando era niño, y sostengo que atacar a un becerro a caballo es quizás la hazaña más difícil en todo el mundo de los deportes. Pero mi grupo de amigos también va como académicos interesados en temas más grandes.

EL RODEO COMO PREMISA

El Rodeo parece ofrecer un prisma interesante a través del cual ver los tipos de preguntas fronterizas que el episodio de Bourdain planteó. Sirve simultáneamente como el deporte oficial del estado de Texas y como (en forma estilizada llamada charrería) el deporte nacional de México. Los eventos de rodeo, además, van desde versiones pequeñas y locales hasta versiones comercializadas que son verdaderamente gigantescas.

 El secretario de Interior Ryan Zinke, en el centro, se pasea por la arena y saluda a la multitud después de hablar en el Days of '47 Rodeo, el día de las fiestas en Utah, el martes 24 de julio de 2018. Crédito: AP Rick Bowmer


El secretario de Interior Ryan Zinke, en el centro, se pasea por la arena y saluda a la multitud después de hablar en el Days of ’47 Rodeo, el día de las fiestas en Utah, el martes 24 de julio de 2018. Crédito: AP Rick Bowmer

Entre las más exitosas de estas últimas están las más o menos 300 competiciones organizadas cada año por los Professional Bull Riders (PBR). Aunque la organización incluye competidores de todo el mundo, su identidad de marca está muy centrada en los Estados Unidos.

“En su núcleo”, dice su sitio web, “PBR siempre ha tratado de unir a las personas para participar y disfrutar de un deporte basado en los valores tradicionales estadounidenses. Reflexionando sobre estos principios fundamentales, PBR busca formas de promover estos valores, celebrar héroes reales, unir a nuestra nación, e inspirar a la próxima generación “.

En 2008, la organización se asoció con la Patrulla Fronteriza de EE. UU., cuyos agentes se convirtieron en “los oficiales funcionarios federales de aplicación de la ley de los jinetes profesionales de toros”. Los puestos de reclutamiento para la agencia ahora se encuentran prominentemente en los eventos de PBR. Ese tono parece muy diferente del rodeo del rancho que tanto amamos mis amigos y yo.

Los vaqueros de uno y otro lado de las tierras fronterizas tienen una relación larga y profunda, después de todo. Supongo que al menos algunos de los ranchos que envían competidores al evento de Big Bend emplean uno o dos trabajadores de México. También vale la pena reflexionar sobre el hecho de que la charrería se está convirtiendo en la base de varias comunidades rurales de Texas. Esto es quizás emblemático de la transición demográfica en un estado cuyo grupo poblacional más grande se proyecta que pronto será hispano.
*cortesía

https://worldview.stratfor.com/article/cultural-stew-rodeo-us-mexico-immigration-border-wall#/entry/jsconnect?

About the Author

José Carreño Figueras
Periodista. Corresponsal de El Universal y Notimex en Washington. Actualmente labora en El Heraldo de México.

Be the first to comment on "El arte del rodeo más allá de las fronteras culturales"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*