21 de Enero de 2019

Así se prepara una actriz para hacer el papel de “La Coyote­”

Los traficantes de indocumentados y los migrantes han sido pieza clave en la serie televisiva que suma cinco temporadas.

Después de viajar cinco horas en avión y otro más en carro, la actriz guanajuatense, Carolina Miranda, conoció a “José”, como ella decidió llamarlo por razones de anonimato. El hombre purgaba en la Webb Country Jail una pena por trabajar como traficante de indocumentados y ella lo pudo contactar gracias a las labores de la televisión hispana Telemundo.

Hablar con él, buscarlo para que le diera detalles era una parte fundamental para la construcción de su personaje: La Coyote, que narra la historia de una peculiar muchacha que toma las riendas del cruce ilegal de personas desde México a Estados Unidos desde una posición casi altruista que marca la diferencia de su trabajo dominado por hombres.

De acuerdo con datos de la Patrulla Fronteriza obtenidos mediante entrevistas del 80 y el 95 por cierto de las personas que cruzan hacia Estados Unidos utilizan “coyotes‘‘ cuyas cuotas se han disparado desde que Donald Trump llegó a la presidencia: lo que antes costaba 10,000 dólares por cruzar la frontera de Reynosa a Mc Allen actualmente se duplicó.

La actriz Carolina MIranda en el papel de La Coyote/Cortesía: Carolina Miranda

“Cuando fui a hacer el casting para hacer a Vicenta Acero me sorprendió, es una mujer de muchos pantalones que la vida la llevó a tener un trabajo ilegal para poder ayudar a sus compatriotas”, advierte Miranda en entrevista con Norteamérica. “Eso es algo que no vemos o leemos en las noticias sobre estos personajes (los coyotes) los vemos como personas que se van por el dinero y que la vida de los migrantes no les interesa”.

Este discurso en el guión de la producción le pareció contrastante con las cifras de muertes en la frontera reportadas por la prensa estadounidense que en promedio contabilizan al menos una muerte diaria en el desierto por traficantes indocumentados a quienes muere el dinero, no la vida de los migrantes, amén de los riesgos por la incursión del crimen organizado en esta actividad.

Por eso, al aceptar el papel protagónico,  Miranda, de 28 años,  su mayor reto fue darle vida a una Coyote que en verdad se preocupara por los migrantes.

 

“Antes que tener un acondicionamiento físico, aprender a usar armas o tener un acento del norte, para mí lo principal fue entender a Vicenta y para ello tuve que buscar historias que me llegaron al alma y me dejaron ver lo que en verdad viven los indocumentados (y los coyotes) que van a trabajar a Estados Unidos”.

Yolanda Valles un mujer de 33 años que llegó a Dallas, Texas en 2007 fue la primera migrante a la que Caro tuvo un acercamiento y pudo conocer de cerca su travesía. “Ella cruzó por Matamoros: el miedo la consumía pero al ver que junto con el pollero había otra mujer le dio más confianza y esa mujer la compañó hasta cruzarla”.

A Juan  (el traficante que visitó en prisión) lo conoció tres o cuatro semanas después y así entendió un poco mejor el “a ese ser humano que por necesidad tuvo que dedicarse a traficar indocumentados. “Él no se arrepiente”, advierte Miranda, oriunda de uno de los estados con mayor número de expulsión de migrantes del país.

“Ayudó a muchas personas a lograr su sueño y, de todo lo que me contó lo que más me impactó fue cuando me dijo que tuvo que cruzar a un niño de tres años, solito: a mi de verdad el corazón se me paralizo y esa anécdota  creo que fue la más importante para comenzar con la creación de Vicenta”.

Poco tiempo después, en la Webb Country Jail, Miranda conoció a José, la antítesis de Juan. “Ni siquiera no recordó a cuantas mujeres, niños, adolescentes y hombres dejó en el camino porque ya no podían aguantarle el paso o porque incluso se los dejaba al crimen organizado: sólo le importaba el dinero, pero no sirvió de nada, pues tiene una condena de la cual solo podrá salir muerto”

Para la Carolina las estadísticas y reportajes fueron de ayuda para crear a La Coyote, pero de acuerdo con sus propias palabras si no hubiera tenido contacto con los migrantes y los polleros, Vicenta no hubiera llegado a la quinta temporada que actualmente graba.

 

Be the first to comment on "Así se prepara una actriz para hacer el papel de “La Coyote­”"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*